MARÍA TOLEDO, regresaba el pasado 10 de abril al Teatro López de Ayala de Badajoz para despedir su último disco, Corazonada, primer concierto de este año 2021 tan atípico y complicado tras la pandemia global de la COVID-19. La flamenca del piano, colgó el cartel de “Sold Out” minutos antes de comenzar su concierto, como así anunció emocionada en sus redes sociales: “Las palabras que diga no podrán expresar lo que siento en estos momentos.”

Siguiendo con todas las medidas de seguridad, MARÍA TOLEDO acompañada de su inseparable piano solo necesitó de sus composiciones y su voz para hacer disfrutar a los presentes tras más de dos horas de concierto. Ana de Caro, Esther Merino, Alba Expósito y la murga “Las Chimixurris” fueron desfilando por escenario extremeño para crear magia en sus colaboraciones junto a la primera mujer en la historia del Flamenco que se acompaña ella misma al piano. Destacar también que minutos antes de concluir el concierto, de forma improvisada y desde el patio de butacas Miriam Cantero y La Caíta deleitaron a los espectadores con su arte, sin duda alguna un fin de fiesta por todo lo alto.

Durante todo el concierto no faltaron los aplausos entre canciones, los vítores, las sonrisas y las caras de felicidad. Un público entregado de principio a fin, que no dudó en acompañar con sus voces los éxitos de MARÍA TOLEDO.

¡Gracias Badajoz, nos volveremos a ver!