Una de las preguntas que te haces cuando estás organizando tu boda es si llevar cortejo nupcial o no, es decir, si llevar pajes y damas de honor.

En mi caso, tenía claro que mis pajes serían mi ahijado Isaac, hijo de Ruth, mi bailaora de toda la vida y David, que es el hijo de una prima hermana de Esaú; Davinia.

Isaac y David llevaron los anillos y las arras. Los anillos los llevó Isaac en un corazón de madera que llevaba nuestros nombres grabados y las arras las llevó David en un cofre de madera que también llevaba nuestros nombres grabados.

Mis damas de honor también tenía claro que serían las hijas del hermano de Esaú, es decir, nuestras sobrinas: Inma, Laura y Carmen.

Ellas tres fueron llevando la cola de mi vestido de novia. Y la verdad para mí significaba mucho que estuviesen ahí conmigo en este día tan especial.

Yo misma elegí el vestuario de los pajes y de las damas de honor. Los vestidos, los pantalones y las camisas eran de mi tienda favorita en Toledo para vestir a los niños para eventos;  Madonna. Los propietarios, Chelo y José Manuel, me aconsejaron el vestido que mejor les iría y los confeccionamos a medida.

Para las niñas elegí un color verde agua y sobre el vestido llevaban un tul con encaje del mismo color blanco que mi vestido.

Los pajes llevaban una camisa de lino blanco con cuello mao y el pantalón del mismo color verde agua que las damas de honor. Además, las damas llevaban unas bailarinas grises con lazos y los pajes unos mocasines grises acompañados por unos calcetines hasta debajo de la rodilla.

Los zapatos tanto de las damas como de los pajes eran de terciopelo gris, de Eli 1957 Shoes, empresa española, concretamente de Villena (Alicante) que hacen los zapatos a mano, con materiales de mucha calidad y cuidando cada detalle. Sin duda, es la marca que más me gusta de zapatos para bebés y niños.

Además, a las damas para el pelo les hice tres diademas iguales hechas a mano en Pecci Arte Floral. El peinado para las damas era pelo suelto con una trenza sencilla.

Y hasta aquí mi post de este día 13 de julio de 2020.

Mi ánimo a todas las parejas que están teniendo que adaptarse a las circunstancias que estamos viviendo por el Covid-19.

Mucha precaución y consciencia para que todos estemos a salvo.